El Placard

La mano me tiembla por el terror que se ha apoderado de todo mi cuerpo. Sé que está ahí afuera, esperando el momento para lanzarse sobre mí. Escucho sus pisadas acercarse, merodear cerca de mi escondite. Lo escucho respirar, olfateándome.
Golpea levemente la puerta buscando el picaporte y, con horror, observo como un hilo de luz se filtra por la hendidura.
Los segundos se hacen interminables, hasta que finalmente la abominación me encuentra aterrado y sin lugar donde escapar.
Grito desesperado por mi vida; por piedad. Grito como nunca antes grité.
El niño hace lo mismo y vuelve corriendo a la cama.
Y yo, aún temblando, saco mi garra desde el fondo del placard y suavemente cierro la puerta.

Advertisements

One thought on “El Placard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s